Fue retado por amigos a comer una babosa, quedó paralizado, entró en coma y murió

0
782

Era solo un reto entre adolescentes. ¿Qué podría pasarle al tragarse una pequeña babosa?

El adolescente australiano Sam Ballard la tomó y se la comió. No tenía idea de que la babosa llevaba un gusano potencialmente mortal que lo pondría en coma por más de un año, paralizaría su cuerpo y finalmente lo mataría.

Tratando de actuar como adultos
En 2010, Sam, un ávido jugador de rugby de 19 años, estaba tomándose unos tragos con Jimmy Galvin y varios amigos, cuando una babosa comenzó a arrastrarse por el patio de la casa de Galvin, en Sydney.



“Estábamos sentados aquí, con un poco de vino, tratando de actuar como adultos”, recordó Galvin en una entrevista en video este año con Lisa Wilkinson de “The Sunday Project”, un programa de entrevistas sobre temas de actualidad que se transmite en el canal 10 en Australia.

“Y luego surgió la conversación: ‘¿Debo comerlo?’ “recordó Galvin. “Y luego Sam fue y bang, así fue como sucedió”.



Tras pasarse la babosa, Sam se debilitó y se quejó de un dolor severo en sus piernas, de acuerdo con “The Sunday Project”. La madre de Sam, Katie Ballard, dijo que al principio les preocupaba que pudiera tener esclerosis múltiple, que había afectado a su esposo. Pero los médicos lo descartaron.

Luego Sam le dijo a su madre que se había comido una babosa.
“Y yo le dije: ‘No, nadie se enferma de eso'”, dijo Katie Ballard.
Sin embargo, los médicos le dijeron lo contrario. Sam había desarrollado la enfermedad del gusano pulmonar de rata a partir de la babosa infectada, cambiando su vida para siempre.



¿Qué es la enfermedad del gusano pulmonar de rata?
La enfermedad del gusano pulmonar de rata es causada por un gusano parasitario llamado Angiostronjilus cantonensis. Como su nombre lo indica, el parásito se aloja en los pulmones de las ratas y luego se excreta en las secreciones.

Una babosa, un caracol, un cangrejo de agua dulce, camarones, langostinos o ranas, se comen el estiércol de la rata y el parásito se abre camino hacia la criatura que lo infecta. Los peces, sin embargo, no propagan el parásito.



Los seres humanos pueden infectarse si se comen los animales contaminados crudos o poco cocidos, o las verduras que llevan caracoles o babosas que no se han lavado bien.
Además, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, las bebidas pueden contaminarse con gusanos si se dejan abiertas para que entren caracoles y babosas.

En lugar de atravesar el tracto digestivo, las larvas del gusano “pueden perderse, se irán al cerebro y se quedarán allí”, dijo Heather Stockdale Walden, profesora asistente del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Patología en la Universidad de Florida. El parásito no se transmite de humano a humano.



“Cuando llega al cerebro, puedes tener meningitis eosinofílica”, dijo Walden, que es una inflamación de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal.

Los síntomas pueden incluir dolores de cabeza, náuseas, vómitos, fiebre y rigidez en el cuello, detallan los CDC.





Tan lleno de amor
La mayoría de los casos de enfermedad del gusano pulmonar de rata son típicamente leves. Pero en algunos casos, como el de Sam, la enfermedad puede causar daños catastróficos.

Poco después del diagnóstico, Sam cayó en coma, donde permaneció durante 420 días, dijo Ballard en el informe de noticias australiano. Se despertó paralizado, incapaz de comer sin un tubo o moverse sin un esfuerzo intenso. Requería atención las 24 horas, siete días a la semana.



Pero la enfermedad no afectó sus facultades mentales, dijeron sus familiares y amigos.

“Está ahí, al 100%”, dijo Galvin a “The Sunday Project”. “Le pedí disculpas a Sam por todo lo que sucedió esa noche en el patio. Y él simplemente comenzó a llorar. Sé que está ahí”.




La semana pasada, Sam murió, escribió Wilkinson, de “The Sunday Project”, en un blog.

“Sam falleció el viernes por la mañana en el hospital de Hornsby, no lejos de donde creció, rodeado de 20 de los que más amaba en el mundo”, escribió.



“Katie me dice que ‘la habitación estaba tan llena de amor'”, dijo Wilkinson.

Un servicio de funeral se llevará a cabo para Sam el jueves, según un post en la página de Facebook de Galvin.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.